Cuando cursaba educación secundaria, durante el primer año, tenía la materia de Biología, a mitad del curso, nos regalaron un pequeño libro que hablaba de educación sexual. Un hábito que tengo desde niña es leer los libros desde que los tengo en mi mano.

Al poco tiempo de recibir el libro, llegó un profesor practicante, no lo recuerdo físicamente, solo puedo conmemorar que era joven y usaba lentes, en aquel entonces atravesábamos lo de la Influenza H1N1, así que íbamos a clase con cubrebocas.

En fin, creo que una vez a la semana teníamos clases con ese profesor, después de una introducción al terma, llegamos al capítulo dónde estaba el relato del mito de Eros y Psique. Yo ya lo había leído en casa y mi emoción fue latente, respondí sobreexaltada, como siempre lo hago cuando algo me interesa, y nunca faltan los compañeros envidiosos que se burlaban de mí por mi entusiasmo.


Recuerdo que el profesor leyó en voz alta el cuento y eso me pareció estupendo, porque de su voz, la forma en la que narró el relato me pareció sumamente enriquecedor. Desde entonces, tuve interés en el mito y sus expresiones artísticas.

Unos 10 años después, en la universidad, en mi segunda carrera, me encontré con el Arte Neoclásico y las obras de Antonio Canova, y entre ellas la famosa escultura de mármol de Psique reanimada por el beso del amor.
Mi emoción era tanta, que no podía creer que me volviera a encontrar con algo que se quedó guardado en mi memoria.

No obstante este texto no es sobre la obra. Gracias a los aprendizajes en mi carrera, soy consciente de algo que quizá no quise aceptar en su momento.


Me cautiva con gran intensidad el arte que retrata lo erótico, la sensualidad y la intimidad. Y en muchas ocasiones, el temor a aceptarlo se debía a qué obras así muestran cuerpos desnudos, y como saben, eso siempre causa impresión en las mentes más conservadoras. También impacta a todos los que me conocen y tienen la idea que soy de lo más inocente.

Las esculturas, los desnudos, el amor, la pasión, el dolor, la desgracia, el erotismo, la tragedia, la intimidad, son los conceptos que busco encontrar en el arte.

© Todos los derechos reservados 2020.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s