Los bienes culturales de Kyoto Animation

Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) se entiende que Patrimonio Cultural es:

El patrimonio cultural en su más amplio sentido es a la vez un producto y un proceso que suministra a las sociedades un caudal de recursos que se heredan del pasado, se crean en el presente y se transmiten a las generaciones futuras para su beneficio Según la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

(UNESCO)

Me gustaría añadir lo siguiente:

La noción de patrimonio es importante para la cultura y el desarrollo en cuanto constituye el “capital cultural” de las sociedades contemporáneas. Contribuye a la revalorización continua de las culturas y de las identidades, y es un vehículo importante para la transmisión de experiencias, aptitudes y conocimientos entre las generaciones. Además es fuente de inspiración para la creatividad y la innovación, que generan los productos culturales contemporáneos y futuros.

(UNESCO)

Iniciar esta nota con esta información me pareció oportuno a lo sucedido hace unas horas en Japón, la mañana del jueves se registró un incendio en las instalaciones del estudio de animación Kyoto Animation, el cual fue provocado por un desconocido de 41 años, que en el hecho también resultó herido, seguido de eso lo trasladaron al hospital dónde está bajo custodia, hay alrededor de 33 fallecidos, y muchos heridos.

Es posible que te preguntes ¿Porqué tanta conmoción en este hecho? Lo principal es que fue provocado, los medios acuñan a que el incitador gritó antes de cometer el siniestro “Mueran”, se desconocen los motivos que llevaron a ese hombre a realizar tal acción.

Kyoto Animation es un estudio de animación japonés que durante varios años se ha dedicado a ofrecer al mundo infinidad de trabajos en el área del Anime, solo por mencionar algunos; La melancolía de Haruhi Suzumiya, K-On!, Lucky Star y recientemente Violet Evergarden, serie transmitida actualmente por el servicio de Streaming Netflix.

Sin duda no hay palabras para las perdidas humanas en este atentado, es quizá lo que más me ha dejado en shock, ahora quizá exista la cuestión de porqué inicié citando un poco a la UNESCO en conceptos de Patrimonio, la razón es porque, aunque la cultura japonesa sea completamente ajena a la mía, como estudiante de Gestión Cultural y Otaku de closet, me he preocupado por la situación.

La pérdida y el dolor es grande, es irreparable lo sucedido, la Internet varia según quién reporta el hecho, y unos quitan o añaden información, yo quiero tocar el tema del Patrimonio, ¿Acaso existía patrimonio en una situación así? Respondo a esa pregunta afirmativamente, quizá no como patrimonio en toda la extención de la palabra, pero sí como bienes culturales.

¿Qué puede tener Kyoto Animation como bien cultural? Según la UNESCO los bienes culturales son “Cualquiera que sea su origen y propietario, que las autoridades nacionales, por motivos religiosos o profanos, designen específicamente como importantes para la arqueología, la prehistoria, la historia, la literatura, el arte o la ciencia“.

¿Entonces cuales son los bienes? Las producciones visuales que mencioné unas cuantas unas líneas atrás, es posible que algunos en la actualidad, desconozcan completamente el mundo de la animación japonesa, que en los últimos 20 años ha ganado gran popularidad, también creo que otros no sean capaces de encajar este tipo de trabajos con el arte o la cultura, yo me inclino más a la Cultura.

Lo cierto es que la animación japonesa para el mundo aún resulta ser tabú, pues suele relacionarse con el hecho de ser dibujos animados y por lo tanto, con un público infantil, lo cual no es del todo cierto, aunque sí existe una subcategoría para los niños, el anime es más amplio de lo que parece. Y no pretendo desglosar toda la historia, simplemente deseo informar y dar a conocer, una cultura o movimiento que continua siendo frágil y oculto.

“Otakus” es el nombre que reciben aquellas personas que tienen cierto fanatismo por la animación japonesa, y que además generan especial interés en la cultura nipona, la realidad en el mundo, fuera de Japón es que son muchos, los cuales dedican su tiempo de ocio y entretenimiento a disfrutar de películas o series anime, me gustaría dar cifras, pero esa es información difícil de conseguir.

La Cultura Otaku, es al igual que la animación japonesa, un tabú para la sociedad, aunque imagino que la cantidad de interesados en el tema son bastantes, en este relativamente pequeño circulo de personas, existe discriminación y una desvalorización tremenda.

Solo por mencionar, un estudio de animación japonés, que quizá si sea muy reconocido es el aclamado Studio Ghibli, el cual se encargó de realizar trabajos como “El viaje de Chihiro“, “La Tumba de las Luciérnagas“, “La Princesa Mononoke” y “El Castillo Vagabundo“, por cierto, “El Viaje de Chihiro” fue la primer película extranjera en ser nominada a la categoría del Oscar a “Mejor Película de Animación” y que además, ganó. Este acontecimiento abrió la puerta a que en las siguientes ediciones, otras siete películas de origen japonés ingresaran a la categoría.

Te seguirás preguntando ¿Qué tiene que ver todo esto con la tragedia? Ya casi llego a mi objetivo, no se desesperen, en las noticias no hay especificaciones más que la cantidad de fallecidos aumentando, que sigue siendo la pérdida más dolorosa, no se habla de las pérdidas materiales y culturales, porque para el mundo, la animación japonesa sigue siendo algo de poca relevancia, peor aún es que no conozco algún gestor cultural preocupado por poner valor en un trabajo que sin duda a muchos nos ha dejado maravillados, no se necesita ser otaku para poder apreciar una sola vez un trabajo de este estilo.

Seguimos sin conocer las intenciones del agresor, pero pensemos por un momento ¿Cómo habría reaccionado el mundo si el incendio hubiera sucedido en el estudio de PIXAR? Considero que hace mucha falta, poner el valor el trabajo y la producción de la animación japonesa, conocida como Anime, y creo que es una oportunidad para el Gestor Cultural, un terreno desconocido, agrietado, descuidado, pero con una probabilidad de asentamiento. Quizá se habrían salvado vidas y bienes culturales de haber contado con una estrategia de prevención de situaciones de riesgo.

Y la tragedia sigue siendo lo que es, un acontecimiento lamentable, más doloroso es que fue provocado, algún loco quiso atentar con la vida y trabajo de unas personas que esa mañana se levantaron a realizar sus labores sin saber lo que es esperaba.

Finalmente decidí añadir una imagen de una de las escenas más tristes de Clannad, serie anime desarrollada por Kyoto Animation, y que me gustaría mencionar que es de mis preferidas, lamento mucho lo sucedido, deseo de todo corazón resignación a los familiares de las personas que perdieron la vida, agradezco de igual manera su trabajo al mundo de la animación, pues en algunas ocasiones, no solo se tratan de dibujitos animados, tocaron muchos corazones, entre ellos está el mio.

Anuncios

Me suicidé y sobreviví

Voy a contarte de la vez que me suicidé y sobreviví.

Cuando tenía entre doce o trece años, iniciaba la adolescencia, venía arrastrando los traumas de la infancia, me sentía sola, no encajaba en casa, ni en la escuela, no era atractiva a los chicos, parecía que el mundo estaba en mi contra, en mi mente solo había un pensamiento “Suicidio”, desde mi perspectiva era como si a nadie le interesara, como si el mundo estuviera en mi contra.

Siempre he sido amante de la música, mis gustos siempre estuvieron influenciados por mi familia, encontré algo de Metallica, creo que primero escuché Nothing Else Matters y luego One, la Internet estaba iniciando a tener fuerza, en una de esas veces que pasaba horas frente a la computadora buscando música, encontré una nueva canción, se llamaba Fade To Black.

Recuerdo que me agradaba bastante la música de Metallica, era un estilo tan diferente y único, oscuro, agresivo, depresivo, congeniaba perfectamente a mis pensamientos negativos, la vida seguía tratándome de una manera cruel. Aprendí la letra en inglés para cantarla y en español para saber su significado, me atraía mucho que se trataba de fundirse en negro y mi mente no comprendía el mensaje.

El día que me enteré que Fade To Black era una canción sobre el suicidio, corrí a mi computadora para escuchar y cantar una vez más esa pieza, disfruté cada nota, y en mi mente lo atesoré como un suicidio simbólico, mi corazón sintió tranquilidad después, la vida seguía siendo mala, sin embargo, escuchar algo que se conectaba con mi negatividad, me hacía sentir bien.

La gente solía ser alegre y divertida, me sentía tan apartada de ese mundo color rosa, por el contrario, yo veía todo en escala a grises, me alegró darme cuenta que el mundo había muchos incomprendidos, que no veían lo bueno de la vida, que se deprimían por todo.

Ya no fue necesario intentar atentar con mi vida, una simple canción me envío a una experiencia de muerte, era mi negatividad añadida a la agresividad y tristeza de un género, llevó una luz a mi vida, algo que ni mis amigos, mi familia o la religión pudo darme.

© Todos los derechos reservados 2019.

Para mí, el amor es…

Muchas veces sentí que yo era a que estaba mal, algunas otras me dijiste que yo no sabía hacerlo, quizá tengas un poco de razón, nunca he sido afortunada en el amor, siempre supe, pero me dejé convencer.

No pretendo que lo que yo creo del amor estuviese erróneo, he aprendido que lo peor que puedo hacer es dejar de creer en mí, en lo que creo y pienso, para mí el amor es respeto, podría contar las veces que me sentí chiquita, indefensa, humillada ante el peso de tus palabras y acciones.

Para mí el amor es cariño, yo solo recuerdo tus manos sosteniendo de las mías, mirándome a los ojos, en los momentos en lo que tú te sentías solo, cuando yo me ponía triste, eras frio, como un cubito de hielo derritiéndose en mi mano, tan helado que me quemaba la piel.

El amor es atención, con una mirada me conquistaste, al poco tiempo me di cuenta que esos ojitos no eran solo para verme a mí, intenté convencerme de que tenías una vida y que no podía controlarlo, yo fui incapaz de ver a alguien más mientras estaba contigo, prefería ignorarlos a todos, porque el calorsito de tu cuerpo y el brillo de tu mirada me mantenían tranquila… sin embargo, solo en ratitos me veías, puedo contar las veces que noté como las veías, sí a las otras chicas, a las rubias, a las voluptuosas, a las arregladas, a las que pasaron por tu vida, siempre supe que las veías, para mí el amor ahí fue acabando.

Comencé a analizarlas, intenté arreglarme un poco más, aunque en algunas ocasiones, mientras me veía en el espejo, una voz dentro de mí me decía “No lo hagas, si ha de quererte que sea como eres”, me puse guapa a mi manera, porque como ya te darás cuenta, me aterra usar vestidos, faldas o escotes por eso de viajar en autobús.

Puse un poco de sombra barata en mis parpados, para la noche que te veía, ni se notaba, mi esfuerzo era en vano, porque nunca escuché algún cumplido, solo si yo preguntaba si me veía bonita, respondías, igual seguías viéndolas a ellas.

El amor es compromiso, tu sabes que me gusta pensar en el futuro, te conté de mis sueños, y llevo un tiempo buscando alguien que se atreva a estar en una aventura a mi lado, francamente no sé por qué pensé que contigo sería, si desde el primer día sentí una leve desilusión cuando dijiste con desprecio no a todo lo que he soñado.

No entiendo muy bien a mi mente, ya habíamos pasado por algo así y dejó que me enamorara, hubo muchas señales de alerta y las ignoré, porque desde hace mucho me acostumbré al dolor, para mí el dolor es el amor, sé que estoy equivocada pues cuando esto sucede, cuando permito que la oscuridad externa entre a mi habitación, me vuelvo en una bomba atómica a minutos de estallar, cada segundo es un pensamiento de ansiedad, depresión, desesperación, tristeza, impotencia.

De todo eso me di cuenta hace mucho, intenté escucharme a mí misma, y cada que lo hacía, me decías egoísta, esto es algo que siempre sucede, tengo miedo de preocuparme por mi porque siempre me llaman así y lo detesto, según tú, yo estaba mal porque mientras tú estabas divirtiéndote con otros, yo me iba a beber unos tragos, a hablar maravillas de ti a mis amistades, según tú, yo no te amaba porque no te llamaba, tú nunca pensaste en que cada minuto que tardabas en responder era un martirio para mí.

Opté por continuar mi vida e ignorarte de la misma manera, no dejaste de decirme egoísta, yo era la mala, la villana del cuento, la que no se preocupaba por su amor, pero, oye ¿Cuándo te preocupaste por mí? Desde hace mucho que me la vivo llorando, intenté confiar en ti, pero para hablar de cómo me sentía no había tiempo.

El amor es tiempo, nunca voy a olvidar cuando me dijiste que no querías verme, incluso planeaste mis salidas con mis amigos que te generaban confianza, jugando videojuegos, saliendo de compras, perdías el tiempo y yo estaba en casa, pensando en ti, tú si eras muy feliz.

Conociste a nuevas personas, los llevaste a tu casa, compartieron tiempo y a mí no me querías ver, porque quizá yo me iba a poner a llorar, o me enojaría, o cualquier cosa que hayas imaginado, eras catedrático en pensar por mí, luché y luché por quitarme el peso, pero solo bastaba con que tomaras de mis manos y lanzaras una pobre mirada para ponerme de nuevo a tus pies.

Tú eras feliz con otros, llegué a pensar que había otra chica, después de mi cuenta que no era necesario, siempre te sentiste cómodo con otros, siempre estaban otros antes que yo, pero no estás mal, tú tienes derecho a priorizar a quien quieras, mi error fue exigirlo, lo siento por creer que tú y yo creíamos en el mismo amor.

Lo tuyo es más liberal, separado, te gustan los amores de distancias, no solo de cuerpos, de mente, de todo, amas tu soledad, por eso no quise arrebatártela, además de que no me permitiste hacerlo, tú sí tenías bien marcados los límites, yo no, me convertí en una casa comunitaria, podías entrar y salir cuando quisieras, la puerta siempre estaría abierta.

A tu lado me sentí igual como aquella vez que me usaron, la ansiedad, depresión, tristeza y llanto estuvo casi al mismo nivel, nuevamente pensé que era yo la que estaba mal, pero un día volví a escuchar esa voz que desapareció en mi reflejo del espejo, y me dijo “No olvides tus sueños”.

La gente suele soñar con tener una casa, un automóvil, una familia, yo también quiero esas cosas, pero no vivo por eso, toda la vida he buscado amor, solo eso, así sea desde un perrito, una pareja o un hijo, yo busco amor, cariño, respeto, atención y tiempo, una vez alguien me dijo que yo pedía mucho, y me gustaría disculparme con la gente que cree que soy exigente, creo que lo que busco es amor, amor puro y verdadero.

Lo que yo creía de amor cuando estuve contigo, no lo era, y por eso te dije adiós, porque no me amaste como necesitaba, y yo tampoco pude hacerlo, no quería que me pertenecieras, solo quería ser parte de tu vida.

En múltiples ocasiones dijiste que yo no sabía de la vida, yo creo que sé y sé mucho, no por darme ánimos a mí misma, pero he aprendido de cada caída, me recuerdas a mí hace algunos años, quizá me atrajo a ti esa ruptura en tu ser, a veces pienso que no estabas listo, tu falta de querer me lo dijo, yo también di entrada a una persona maravillosa y lo eché a perder porque no era tiempo, eso mismo hiciste conmigo.

Y no te odio, a pesar de todo el dolor, no te odio, por desgracia te sigo queriendo, sí la última vez que nos vimos fui grosera, mi falta de inteligencia emocional me llevó a mostrar desagrado y enojó, me hablaste como si no hubieras hecho pedazos mi corazón, siempre hacías eso, después de cada pelea o discusión, continuabas la conversación, ignorarlo para ti es mejor, quizá no fue la mejor manera, pude reaccionar peor, de verdad quería gritarte y culparte por todo, pero me limité a espetar solo unas palabras.

Ese día, no sé por qué pensé que a pesar de todo me buscarías, y no sucedió, entendí que lo nuestro ya pasó, no quise continuar viéndote o hablándote, a pesar de que te quiero con toda el alma, tú no me das amor, yo nunca fui suficiente para ti porque no era para ti, ambos lo sabíamos, pero quisimos intentarlo de igual forma.

Yo me despido cariño, perdona si no puedo mirarte a los ojos, tengo que convencer a mi corazón de que no somos, ni seremos… De verdad, deseo con todo el corazón que esos ojitos tan lindos algún día puedan quedarse con alguien, y que jamás los apartes de ahí, ojalá encuentres tu hogar ahí, por mi parte seguiré esperando o buscando a alguien que se atreva a acompañarme en mi camino.

Amor… Propio

¿No te da pena verte así? Pensé que la última vez que nos vimos habían quedado las cosas claras, pero veo que como ser humano, volviste a caer, aquí estás otra vez hecha pedazos.

Tristemente esta vez no fue un hombre quien te dejó así, fue tu maravillosa creativa e imaginativa mente.

Si soy sincera, me duele mucho más esta vez, no me dejaste hablar, te negaste a escucharme, y ahora aquí estás vuelta un huracán de emociones.

Te pregunté si no te daba pena verte así, agachas la cabeza cada que te hablo… Quiere decir que sí.

No quiero abrumarte con la negatividad, pues de eso ya te encargaste, ya no quiero verte hecha pedazos.

Sé que a veces ves al pasado y deseas con todo el corazón que algunas cosas fueran diferentes, si estuviera en mis manos, yo cambiaría tu pasado… Aceptémoslo, no podemos hacerlo, ya está grabado, eso te ha hecho lo que eres hoy, llegaste hasta acá gracias a todo eso.

¿No crees que deberías perdonarte? Quizá si pudiste tomar mejores decisiones, pero no lo hiciste, no te arrepientas de la forma en la que actuaste, en su momento fue lo que creíste mejor.

Lo curioso es que piensas que la gente te juzga y la verdad es que no lo hacen.

Muchos han sido capaces de ver todo lo bueno que hay en ti, no puedo creer que no lo creas, la gente no se la vive mintiendo.

Deja de creer que no eres bonita, o buena persona, y sí estás llena de defectos, como todas las personas.

Tú bien sabes lo que hay en ti, pero esa mente tuya no te deja darte cuenta… Hay cosas que no tiene explicación, solo suceden y ya, no pidas a la gente que te diga porque te odia o porque te ama.

Está bien pensar, me gusta que lo hagas, sólo no te sumerjas en la negatividad. Tú y yo sabemos que la oscuridad es un arma de doble filo, no dejes que te consuma.

Todos te queremos como eres,

Acéptate…

Ahora siento más no poder estar físicamente a tu lado, no sabes lo mucho que me duele, quiero atravesar el cristal y abrazarte muy fuerte.

Pues yo también estuve ausente, no debí apartarme, creí que con la última plática había sido suficiente, pero nunca está de más un poco de amor

Esta vez no solo eres tú, también soy yo.

Llora lo que tengas que llorar, deja atrás todo, cuando estés más tranquila la situación se pondrá mejor, saldremos de esta, siempre lo hacemos.

Prometo no desvanecerme si tú me prometes que no evitarás verme.

Siento no darte el amor que necesitabas, a veces los pensamientos no me dejan oírte, grita si es necesario.

Ya sabes que tú y yo estaremos juntas hasta el fin de los días, siempre estaré dispuesta a estar con la persona a quien más amo.

© Todos los derechos reservados 2019.

30 razones para volver a escribir

Me he encontrado con una lista titulada “30 razones de vivir de Karol”
Y llena de tristeza ver que la mayoría de esos sueños estaban contemplados en el mundo de la música, yo quería cantar y tocar algún instrumento. Supongo que escribí eso a los 13, hace unos diez años, la mitad de los sueños son demasiado fantasiosos como “Casarme con James Hetfield (Cantante de Metallica)

Increible, pero otros como “No tener hijos nunca” son sueños transformados, porque sí, quiero ser madre algún día, más sorprendente que algunos sobreviven como “Terminar mis novelas”.

Y otros inciertos y poco precisos como “Ser aceptada” o “Ser por fin feliz”. Y otros que me duele tanto leerlos, unos en los que me he fallado como “Demostrar mis sentimientos en todo momento” o “Tener muchos amigos y ser feliz en todo momento”


Es curioso porque recuerdo esa etapa de mi vida como muy triste, y esa lista está llena de sueños, metas y deseos optimistas.

Me pregunto ¿Dónde quedaron esas ganas de vivir al máximo? y la pregunta que más ruido hace en mi cabeza ¿Por qué he dejado de escribir para mi? Escribía esas cosas para calmar el dolor de la soledad, de pronto el deseo de querer escribir una novela que sea exitosa me llevó al pensamiento de escribir para los demás.


Pero me conozco bien y sé que como ya es costumbre la mía esa de ver al pasado, en algún momento volvería a leer esos textos. Hice una capsula del tiempo con textos, y el día de hoy me encuentro con una joven yo que me recuerda que antes de escribir para los demás, debo escribir para mi.


Cuando no hay nadie con quien platicar, siempre habrá un lápiz y una hoja en blanco ansiosa de convertirse en mi más grande confidente, pues intento ocultar mis pensamientos de las personas, pero solo existen dos seres que conocen todo, esos somos Dios y yo.

Caminos

Solo conozco un camino, es aquel en el que abundan los pensamientos negativos, el rechazo, el miedo, la soledad, el dolor…

Me pregunto si de verdad soy capaz de hacer otro camino, porque ese no me gusta nada, solo trae desgracias a mi vida.

Y le digo a mi tonto corazón ¿Podemos hacerlo? ¿Queremos hacerlo? ¿La mente estará de acuerdo? ¿Lograremos cambiar a un camino más cálido?

Me di cuenta que ante tantas preguntas, la mente se manifestaba por miedo, es ella la que quiere estar en el lugar seguro, solitario y sombrío es mi andar, pero por 22 años ha sido el único.

Mi corazón me grita, se manifiesta su dolor con el llanto, me dice que la mente solo nos daña por obligarnos a aferrarnos a este lugar seguro.

Mis ojos han visto por 22 años los caminos cálidos y luminosos de otros, eso significa que no solo existe la oscuridad, pero ¿Puede un ser de la noche convertirse al día?

La mente atacó otra vez con sus dudas, bueno sería que se apagara cuando el corazón me habla.

“Debemos arriesgarnos, nunca lo sabremos si nos quedamos aquí, la mente nos abordará de terribles pensamientos, pero debemos ser fuertes y no hacerle caso, tu y yo estamos hartos del sufrimiento, el frió que tenemos en la oscuridad”.

Cerré los ojos, suspiré con fuerza, llevé mi mano a mi pecho, sentí el palpitar, nos decidimos salir de aquí, merecemos un lugar cálido, lleno de bondad.

© Todos los derechos reservados 2019.

La corbata

El siguiente texto fue producto de la interpretación del cortometraje “La corbata” de Alejandro Jodorowsky, se realizó como tarea de la materia Teoría del Arte de la Licenciatura de Estudios del Arte y Gestión Cultural.

bscap0057nb9

A veces en la vida uno se aferra estar con alguien que no valora los aspectos positivos en la persona. El deseo es tan grande que incluso uno puede cambiar, principalmente la apariencia ya que es la carta de presentación.

No confundir con amor, yo lo llamo capricho, que lleva a desear ser diferente para agradar, el cambio puede ser una gran aventura, divertida o desesperante. Cegados por la máscara de la belleza de un buen cuerpo, emprendiendo el viaje de la locura, confundiendo el amor con el placer, buscando en las personas incorrectas y en un acto desesperado por ser correspondido, cambiando todo el ser, llega al punto de perdiéndose a sí mismo.

Desorientado, busca volver a su yo de antes, apreciando que realmente se sentía cómodo anteriormente, sin embargo, el amor a ser aceptado era mayor al amor propio.

Existe de verdad el amor, de alguien que observó y se enamoró, se percató cuando aquel estaba encaprichado en su visión de amor. La esperanza perdura y encuentra la manera de volver en sí, y está en el amor verdadero, se da cuenta que no hay mejor forma de estar mejor que en su propio cuerpo, en su propia vida, una vez se acepta, el amor puede llegar y ser correspondido.

La corbata es el pensamiento de agradar a otros, la soga que ahorca y que si no mata, aprisiona. Suelta la corbata, deja atrás la apariencia y se une al ser que le aceptó desde el principio.

© Todos los derechos reservados 2017.

Soy Nocturna, le pertenezco a la noche.

Me contaron que desde pequeña se escuchaba mi caminar en la penetrante oscuridad, varias veces me resignaba a llorar porque el sueño no podía consolar, sabía que al salir el sol viviría un tormento, lucharía por mantenerme despierta deseando dormir solo un poco durante el día.

Mi llanto era un reclamo a la vida misma, pues yo siempre me he sentido cómoda en la noche, pero la sociedad me ha obligado toda la vida a dormir en la oscuridad y estar despierta de luz, las ojeras son la prueba de mi rebeldía a esta supuesta regla.

Amo la oscuridad que me proporciona la noche, me tranquiliza el sonido de los grillos, el silencio inunda mis pensamientos, hasta logro escucharme, sí, logro hacer todo lo que no puedo durante el día. Intento aplicar mis actividades nocturnas en la luz, sin embargo los ruidos de la ciudad, las platicas, la luz misma me perturban, me impiden concentrarme, he de admitir que me siento frustrada constantemente por esa razón.

Debo pagar con mi cuerpo mi condición de pertenecer a la noche; le estoy entregando la mitad de mi vida a la oscuridad de la luna y no me importa, ella me ha proporcionado más de lo que la gente común y diurna obtiene, estoy condenada a sufrir por ser nocturna.

© Todos los derechos reservados 2018.

Arte y Cultura, segunda opción

Cuando decidí que quería entrar a mi segunda opción en la universidad, sentía la presión de los años perdidos desde mi salida de la preparatoria y no podía faltar la constante ansiedad de encontrar un camino estable hacia mis metas.

Francamente entré en ceros, o eso creía, vaya dolor de cabeza me llevé en la primer semana de clases, los maestros nos bombardearon con preguntas que podrían arretabar el sueño “¿Qué es el arte? ¿Qué es cultura? ¿Qué es belleza? ¿Qué es estética?”.

Surgió en mí, un miedo en responder a esas preguntas, principalmente porque sentía que los presentes en el aula eran todos unos expertos en el tema, sentía que podía hacer el ridículo, espero no ser la única que se sintió así.

A mitad del semestre estaba harta de escuchar las preguntas anteriores, pues justo cuando creía que estaba comprendiendo los temas, los maestros insistían en que respondieramos, parecía un plan malévolo para confundir nuestras bellas mentes.

Me sentí maravillada al darme cuenta que no estaba tan perdida como creía pues los temas de arte y cultura estaban presentes en mi vida.

Claro, no había un letrero en el aire que me dijera qué era arte, sin embargo al embarcarme al bote de la sabiduría y el conocimiento, toda la percepción cambió, quizá sea ridículo, pero mi mundo cambió.

Pasé años creyendo que quizá yo era inútil en la vida, no obstante no había encontrado mi lugar. Al principio creí que era una casualidad, luego alguien me dijo “Dos veces tu segunda opción, debe ser el destino”.

Apenas tenía un día en el aula y ya me sentía en las nubes, todavía tengo que soportar preguntas sobre lo que trata mi licenciatura, sin embargo hay una especie de magia, pues el interés por las artes y culturas ha aumentado y no sólo en mi persona, también con los que me rodean.

Hay una especie de hechizo encantador en el arte y la cultura, algo que no puedo explicar con simples palabras, la única manera en la que puedo entender es vivíendo.

Yo dije sí a la licenciatura de Estudios del Arte y Gestión Cultural, y me ha encantado.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora