La corbata

El siguiente texto fue producto de la interpretación del cortometraje “La corbata” de Alejandro Jodorowsky, se realizó como tarea de la materia Teoría del Arte de la Licenciatura de Estudios del Arte y Gestión Cultural.

bscap0057nb9

A veces en la vida uno se aferra estar con alguien que no valora los aspectos positivos en la persona. El deseo es tan grande que incluso uno puede cambiar, principalmente la apariencia ya que es la carta de presentación.

No confundir con amor, yo lo llamo capricho, que lleva a desear ser diferente para agradar, el cambio puede ser una gran aventura, divertida o desesperante. Cegados por la máscara de la belleza de un buen cuerpo, emprendiendo el viaje de la locura, confundiendo el amor con el placer, buscando en las personas incorrectas y en un acto desesperado por ser correspondido, cambiando todo el ser, llega al punto de perdiéndose a sí mismo.

Desorientado, busca volver a su yo de antes, apreciando que realmente se sentía cómodo anteriormente, sin embargo, el amor a ser aceptado era mayor al amor propio.

Existe de verdad el amor, de alguien que observó y se enamoró, se percató cuando aquel estaba encaprichado en su visión de amor. La esperanza perdura y encuentra la manera de volver en sí, y está en el amor verdadero, se da cuenta que no hay mejor forma de estar mejor que en su propio cuerpo, en su propia vida, una vez se acepta, el amor puede llegar y ser correspondido.

La corbata es el pensamiento de agradar a otros, la soga que ahorca y que si no mata, aprisiona. Suelta la corbata, deja atrás la apariencia y se une al ser que le aceptó desde el principio.

© Todos los derechos reservados 2017.

Anuncios

Soy Nocturna, le pertenezco a la noche.

Me contaron que desde pequeña se escuchaba mi caminar en la penetrante oscuridad, varias veces me resignaba a llorar porque el sueño no podía consolar, sabía que al salir el sol viviría un tormento, lucharía por mantenerme despierta deseando dormir solo un poco durante el día.

Mi llanto era un reclamo a la vida misma, pues yo siempre me he sentido cómoda en la noche, pero la sociedad me ha obligado toda la vida a dormir en la oscuridad y estar despierta de luz, las ojeras son la prueba de mi rebeldía a esta supuesta regla.

Amo la oscuridad que me proporciona la noche, me tranquiliza el sonido de los grillos, el silencio inunda mis pensamientos, hasta logro escucharme, sí, logro hacer todo lo que no puedo durante el día. Intento aplicar mis actividades nocturnas en la luz, sin embargo los ruidos de la ciudad, las platicas, la luz misma me perturban, me impiden concentrarme, he de admitir que me siento frustrada constantemente por esa razón.

Debo pagar con mi cuerpo mi condición de pertenecer a la noche; le estoy entregando la mitad de mi vida a la oscuridad de la luna y no me importa, ella me ha proporcionado más de lo que la gente común y diurna obtiene, estoy condenada a sufrir por ser nocturna.

© Todos los derechos reservados 2018.

Arte y Cultura, segunda opción

Cuando decidí que quería entrar a mi segunda opción en la universidad, sentía la presión de los años perdidos desde mi salida de la preparatoria y no podía faltar la constante ansiedad de encontrar un camino estable hacia mis metas.

Francamente entré en ceros, o eso creía, vaya dolor de cabeza me llevé en la primer semana de clases, los maestros nos bombardearon con preguntas que podrían arretabar el sueño “¿Qué es el arte? ¿Qué es cultura? ¿Qué es belleza? ¿Qué es estética?”.

Surgió en mí, un miedo en responder a esas preguntas, principalmente porque sentía que los presentes en el aula eran todos unos expertos en el tema, sentía que podía hacer el ridículo, espero no ser la única que se sintió así.

A mitad del semestre estaba harta de escuchar las preguntas anteriores, pues justo cuando creía que estaba comprendiendo los temas, los maestros insistían en que respondieramos, parecía un plan malévolo para confundir nuestras bellas mentes.

Me sentí maravillada al darme cuenta que no estaba tan perdida como creía pues los temas de arte y cultura estaban presentes en mi vida.

Claro, no había un letrero en el aire que me dijera qué era arte, sin embargo al embarcarme al bote de la sabiduría y el conocimiento, toda la percepción cambió, quizá sea ridículo, pero mi mundo cambió.

Pasé años creyendo que quizá yo era inútil en la vida, no obstante no había encontrado mi lugar. Al principio creí que era una casualidad, luego alguien me dijo “Dos veces tu segunda opción, debe ser el destino”.

Apenas tenía un día en el aula y ya me sentía en las nubes, todavía tengo que soportar preguntas sobre lo que trata mi licenciatura, sin embargo hay una especie de magia, pues el interés por las artes y culturas ha aumentado y no sólo en mi persona, también con los que me rodean.

Hay una especie de hechizo encantador en el arte y la cultura, algo que no puedo explicar con simples palabras, la única manera en la que puedo entender es vivíendo.

Yo dije sí a la licenciatura de Estudios del Arte y Gestión Cultural, y me ha encantado.

Bienvenidos

Hola a todos, mi nombre es Karol Leos, alías Nocturna, tengo 22 años, mexicana, estudio la licenciatura en Estudios del Arte y Gestión Cultural. Aspiro a ser escritora, y decidí crear este blog para darle un carácter formal a lo que escribo, para ser más profesional.

Yo escribo y tu lees, muy simple, no me quiero etiquetar, lo que sea que a mi mente llegue aquí estará. Mi fuerte es la narración, pero tengo interés en escribir de todo, aceptaré sus criticas y opiniones, la intención es mejorar y eso me ayudará.

Sobre mi:

Me gusta la música rock y metal, constantemente verán referencias de ello, me gustan las cosas retro, desde artículos, música, vestimenta, en pocas palabras: amante de lo antiguo, disfruto de ver anime, y leer mangas, la fantasía y el amor. Pero no solo eso, me interesa temas académicos, referentes a la filosofía, psicología, mitología, en general todas las actitudes, costumbres y tradiciones de la culturas me interesan.

¿Qué me inspira a escribir? Todo, de verdad, me frustro cuando tengo una idea y no tengo en qué escribirla. Así como hay músicos que despiertan a media noche a escribir la canción con la que soñaron, pues yo despierto después de cada pesadilla o hermoso sueño a redactar lo que me ha pasado por mi mente.

Aún soy aprendiz, sin embargo, sentí mucha alegría cuando me dí cuenta que era lo que realmente quería en la vida, escribir me apasiona. ¿Quieres saber más? Léeme y sabrás.

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

Crea tu sitio web en WordPress.com
Empieza ahora